Hoy la web de lainformacion.com ha publicado una noticia donde un grupo de emprendedores destacaban, desde la Cámara de Comercio de Sevilla, la importancia de los espacios de coworking y de las incubadoras para las startups y los nuevos proyectos de emprendimiento.

Aunque el artículo no abunda en las razones de esta afirmación, estas no escapan al análisis más superficial. Aquí os enumeramos algunas, enumeradas sobre la marcha. Los espacios de coworking…

1. Son -o deberían ser- mucho más baratos que las oficinas individuales, y no solo en lo referente al espacio físico. Normalmente este tipo de establecimientos incluyen un amplio rango de servicios, como el acceso a internet, al fax, al teléfono, a un número determinado de impresiones y fotocopias, etc. Ello minimiza drásticamente los costes fijos de los proyectos nacientes.

2. Se constituyen como un caldo de cultivo estupendo para las nuevas ideas, gracias a la variedad de perfiles profesionales y, por tanto, la diversidad de perspectivas y experiencias a través de los cuales afrontar un proyecto.

3. Ofrecen un asesoramiento transversal, gratuito e inmediato, precisamente por la misma razón que en el apartado anterior. La variedad de perfiles dentro de un coworking, y su proximidad -tanto espacial como anímica-, permite la resolución de problemas a una velocidad endiablada.

4. Permiten una flexibilidad que afecta a la propia conformación de las startups, sobretodo porque favorece la permeabilidad del proyecto, haciendo posible la incorporación -temporal o permanente- de nuevos talentos, disponer de una fuerza de trabajo nutrida y plural en cuestión de pocos días, y reajustar -también en muy poco tiempo- los objetivos, el target y, en pocas palabras, el nicho de mercado del negocio.

En contra, los espacios de coworking -también hay que admitirlo-, no ofrecen mucha privacidad, y suelen “disfrutar” de un nivel de ruido un poco por encima de lo habitual en una oficina al uso. No obstante, parece que las ventajas superan, con mucho, las desventajas del trabajo compartido.